cover-up-tatuajes

Covers de tatuajes. Tapados y arreglos para renovar tattoo

Los covers son tatuajes que se hacen para cubrir otros antiguos que ya no tienen buen aspecto con poco tono o lineas demasiado desdibujadas, bién por el paso del tiempo o bién por haber sido realizados de forma incorrecta. Muchas personas también requieren de covers para tapar tatuajes mal realizados por tatuadores principiantes o inexpertos.

Un cover es una buena alternativa a la eliminación. A veces es recommendable dar alguna session de laser para que el resultado sea aun mejor. Nunca se suelen tapar tatuajes bien tatuados, buena linea, buen color, etc… Hay que recordar que un tattaoo es para siempre y por eso es muy importante ponerse en manos de tatuadores profesionales. Además del láser para la eliminación de tatuajes, hay dos opciones cada vez más recurrentes para dar una nueva vida al tatuaje: arreglarlo o hacerte un cover.

 

Diferencias entre Arreglos y Covers

Cuando hablamos de arreglar un tatuaje debes de tener en cuenta que se trata de reparar un tatuaje sin cambiar la base de su diseño inicial. Los arreglos se utilizan para repasar lineas demasiado desdibujadas, añadir color al relleno darle sombras y otros pequeños detalles, pero con un arreglo de cualquier tatuaje no se trata de alterar su posición, proporción o composición.

Por otro lado los Covers Up también llamados “tapados” se realizan con un diseño nuevo para tapar otro existente. Dependiendo de cada tatuaje que se quiera tapar con otro nuevo habra que tener en cuenta distintos aspectos como la proporción de tonos oscuros, las dimensiones o en algunos casos el aclarado parcial con láser del viejo tatuaje para poder taparlo con más facilidad.

Realizar un buen cover no es fácil y requiere de un buen manejo del dibujo, la pintura y sobre todo mucha imaginación por parte del artista al que encomendamos el trabajo por lo que es muy recomendable elegir un buen tatuador experto en covers. Si damos con el artista indicado es probable que obtengas el resultado deseado que es lograr un nuevo tatuaje sobre una pieza antigua lo más limpia y clara que se pueda.

 

Uno de los recursos básicos de los cover-up está en la acentuación de las líneas nuevas, definir los puntos de máxima luz y sombra, para oscurecer o matizar el tatuaje que se quiere tapar. Muchos tatuadores utilizan el color blanco para aclararlo, o un tono que se asemeje al de la piel. Si estás pensando en hacerle un “Cover up” a tu antiguo tatuaje, ahora ya tienes algunos consejos sobre cuáles serían los procedimientos más adecuados a seguir. De todas formas, lo mejor es que consultes con tu tatuador de confianza antes de comenzar con cualquier tipo de proceso para cubrir el tatuaje.

No Comments

Post a Comment