Cuidados Cremas Tatuajes
CUIDADOS PARA UN TATUAJE

PIEL SUAVE Y TATUAJE BRILLANTE

Un tatuaje es una obra de arte personal y permanente. Para poder lucir un tatuaje molón en tu piel no basta únicamente con elegir el mejor tatuador, los cuidados posteriores que necesita la piel con buenas cremas y lociones son muy importantes para una correcta cicatrización, para evitar cualquier tipo de infección y para que luzca en perfecto estado durante muchos años. El cuidado posterior del tatuaje puede ser confuso, especialmente si es tu primer tatuaje. En esta guía te damos instrucciones detalladas sobre cómo cuidar un nuevo tatuaje y los mejores consejos para mantener la piel tatuada luciendo joven y saludable.

CREMAS PARA TATUAJES

Te recomendamos las mejores cremas y lociones.

CUIDADOS IMPORTANTES

Tips para mantener el tatuaje en buen estado.

LA HIDRATACION DEL TATUAJE

 

¡Cuando se trata de hidratar tu nuevo tatuaje, una buena crema o loción para tatuajes es fundamental! La ciencia ha desmentido por completo el mito de dejar que la piel se seque. Durante años, muchas personas han recomendado dejar que las heridas del tatuaje se sequen sin ningún tipo de crema o loción hidratante y esto es una verdadera locura que nunca tendrías que hacer. Hay una buena razón por la que debes aplicar SIEMPRE una crema hidratante para sanar y cuidar adecuadamente el tatuaje y tu piel.

 

Aquí es donde entra en juego una crema hidratante de calidad. Cuando permites que el nuevo tatuaje se seque, lo que hace la piel es ralentizar la actividad celular y en realidad retrasa la curación adecuada. Lo verás de primera mano en forma de costras que se forman en toda tu piel. Pero es lo que no ves lo que debería preocuparte en mayor medida. Estamos hablando de la principal fuente de alimento para bacterias, también conocidas como infecciones.

 

Cuando aplicamos una buena crema o loción hidratante para tatuajes, estás haciendo mucho más que mantener la herida húmeda y evitar los problemas mencionados en el párrafo anterior. La verdad es que también estás permitiendo que las células curativas se muevan libremente a través de la herida para cerrarla de forma correcta cicatrizando mucho mejor y manteniendo el color del tattoo en optimas condiciones. Si la crema utilizada para curar el tatuaje es de calidad, debes de saber que NO obstruirá los poros de la piel ni cambiará el color del tatuaje.

NUESTRAS RECOMENDACIONES

LAS MEJORES CREMAS PARA TATUAJES

          

          

          

Beneficios de las cremas y lociones para tatuajes

  • Mejora la apariencia: puede preservar los colores y diseños para mantener el aspecto “completamente nuevo”, mientras enmascara cualquier piel descamada.
  • Nutre la piel: muchos están especialmente formulados con vitaminas y nutrientes para mejorar y acelerar el proceso de curación.
  • Previene de infecciones: la hidratación del área tatuada evita la formación de costras y sella las heridas para evitar la propagación de bacterias.
  • Alivia la irritación: la nueva tinta puede hacer que la piel sea más sensible, por lo tanto, una buena crema ayuda a reducir la picazón, las erupciones y otras afecciones irritantes de la piel.

 

Qué buscar en un producto para el cuidado posterior del tatuaje

Hay una gran variedad de cremas y lociones hidratantes de venta libre que tienden a funcionar bien. Es muy recomendable que busques los formulados para pieles sensibles y que utilicen ingredientes naturales. Evita todas las cosas nocivas como colorantes artificiales, fragancias y parabenos.

 

Un producto común que realmente se debe evitar es la vaselina. Puedes pensar que es la solución perfecta para el cuidado posterior del nuevo tatuaje, pero en realidad, los productos a base de petróleo bloquean el flujo de oxígeno en la piel, lo que dificulta su recuperación.

INSTRUCCIONES PASO A PASO

EL CUIDADO DEL TATUAJE

 

El cuidado posterior adecuado en las primeras semanas después de hacerse un tatuaje puede ayudar a prevenir una infección y mantener el tatuaje en buen estado.

 

EL VENDAJE INICIAL EN EL ESTUDIO

 

Muchos tatuadores optan por envolver el brazo del cliente en una película plástica para favorecer la curación del tatuaje. Una vez realizado el tatuaje, el tatuador humedecerá la piel y aplicará una envoltura de plástico o vendaje en el área.

El cuidado posterior del tatuaje comienza en la tienda de tatuajes. Una vez que se realiza el tatuaje, el artista aplicará una capa delgada de gelatina o humectante en toda el área tatuada. Luego cubrirá el área completamente con una envoltura de plástico o una venda.

 

Puede ser tentador quitar la cubierta protectora (el vendaje o la envoltura de plástico) para mirar el tatuaje con detalle, PERO NO ES RECOMENDABLE, el vendaje o envoltura de plástico debe permanecer al menos unas horas después de finalizar el proceso del tatuaje. El período de tiempo dependerá del tamaño y la ubicación del tatuaje. Esta cubierta protege la herida provocada en la piel por el nuevo tatuaje de las bacterias, la luz solar y el roce contra la ropa.

 

EL PRIMER LAVADO

 

Después de no menos de 5 horas, es seguro quitar el vendaje y lavar el tatuaje. Después de lavarse bien las manos, se puede lavar suavemente el tatuaje con jabón hipoalergénico y agua tibia con los dedos.

 

La crema hidratante de la piel se desprenderá y el tatuaje puede parecer como si supurara tinta o una sustancia espesa y pegajosa. Esta reacción no suele ser motivo de preocupación, ya que es solo el exceso de líquido y tinta del proceso del tatuaje.

 

Después del lavado, se debe acariciar la piel muy suavemente con una toalla de papel limpia y dejar que se seque al aire por lo menos una hora. Cuando el área este completamente seca, se puede aplicar una capa delgada de crema hidratante al tatuaje, pero dejarla descubierta para permitir que la piel respire.

 

PRIMERA SEMANA

 

Durante los primeros días, la piel tatuada puede sentirse cálida al tacto y tener una apariencia rojiza. Los colores también pueden aparecer muy brillantes contra el resto de la piel. El tatuaje se volverá menos vibrante a medida que continúe el proceso de curación.

 

Se debe evitar sumergir el tatuaje en agua o mojarlo durante las primeras 3 a 6 semanas, excepto cuando lo laves. Puedes continuar usando la técnica de lavado anterior durante la primera semana cuando sea necesario. La frecuencia con la que es necesario lavar variará según los niveles de actividad y el entorno de cada persona.

 

Alguien que está sentado en una oficina con aire acondicionado todo el día solo puede necesitar lavarse el tatuaje una vez al día. Pero alguien que está trabajando en un ambiente caluroso o sucio y sudando puede necesitar lavarse el tatuaje cada pocas horas.

 

Lo mejor es lavar el tatuaje solo con los dedos limpios y no con un paño o toalla, lo que puede irritar la piel y eliminar prematuramente cualquier costra que se haya formado. A menudo se forman costras en los primeros días, y la tinta aún puede salir a través de la piel y debe lavarse. Es importante no quitarse las costras ni rascarse la piel. Cualquier enrojecimiento o inflamación leve generalmente desaparece cerca del final de la primera semana.

 

SEGUNDA SEMANA

 

Alrededor del comienzo de la segunda semana, las costras comenzarán a desprenderse. Es importante ser especialmente cuidadoso con el lavado y la hidratación durante esta semana, ya que es fácil arrancar las costras y dañar el tatuaje.

 

Es probable que la piel sienta mucha picazón durante esta semana, pero no debe rascarse. La crema hidratante para tatuajes adicional puede ayudar a aliviar la picazón. Usar un humectante que se guarda en el refrigerador también puede calmar la piel irritada o con picazón.

 

TERCERA SEMANA

 

La etapa final de la curación puede ser lenta pero requiere paciencia. La mayoría de las costras más grandes ya se habrán desprendido y caído de la piel. Pueden aparecer pequeñas costras y trozos de piel muerta, pero estos también desaparecerán a medida que continúe el proceso de curación.

 

Las costras y la descamación de la piel pueden hacer que el área se vea seca y sin brillo. Aplicar crema hidratante y proteger el tatuaje del sol ayudará con estos problemas. Las capas externas de la piel deberían sanar por completo al final de la tercera semana. Las capas internas de la piel pueden tardar más en sanar, pero requieren mucho menos cuidado.

 

La posibilidad de infección se reduce una vez que las capas externas de la piel se han curado, ya que no hay una herida abierta para que las bacterias infecten. Hidratarse regularmente en los meses posteriores al tatuaje ayudará a que se vea brillante y claro. Proteger el tatuaje del sol con ropa mientras se cura, y aplicar protector solar después de que se haya curado, es especialmente importante en los primeros meses.

 

RECHAZO DE TINTA O ALERGIA

 

En cualquier etapa del proceso de curación, el cuerpo puede rechazar un color de tinta. Si el cuerpo es alérgico a una tinta, se puede formar una erupción cutánea elevada y dolorosa en la piel. Para evitar el rechazo de tinta, algunos artistas del tatuaje harán una prueba de alergia con el color en cuestión aplicando una pequeña cantidad en la piel. Si causa una reacción, no es seguro de usar.

 

Las alergias a la tinta pueden ocurrir porque los colores de la tinta del tatuaje contienen muchas sustancias diferentes. Por ejemplo, la tinta negra contiene carbono y la tinta roja contiene sulfuro de mercurio. Cualquier persona que experimente un sarpullido en o alrededor de un tatuaje debe visitar a un médico, quien puede identificarlo y tratarlo. La persona también puede contactar con su tatuador para que le dé instrucciones.