Tatuajes de Mariposas

El símbolo de la metamorfosis y la libertad

tatuajes-mariposa

Una mariposa es un insecto encantador que tiene 4 ciclos de vida: huevo, larva, crisálida y adulto. Los tatuajes de mariposas son muy populares y demandados entre las mujeres. Sus sinuosas líneas, sus coloridas alas y su simbólico significado lo hacen un tatuaje original y bonito. Dentro de las mariposas existe una gran variedad de diseños que se pueden utilizar para representar nuestra ideas, pensamientos y significados mediante un tatuaje.

 

Los insectos no son el diseño de tatuaje más popular, pero las mariposas son una excepción. ¿Por qué los tatuajes de mariposas son tan populares? Bueno, para empezar, son criaturas increíblemente hermosas. Sus alas adornadas y sus espectaculares colores los convierten en uno de los insectos más fascinantes del reino animal. Y con más de 160,000 especies diferentes, las posibilidades creativas para diseñar un tatuaje con una mariposa son interminables.

 

El tatuaje de mariposa es bonito y femenino sin ser excesivamente floral o sentimental. Las mariposas siempre han sido una inspiración para las artes visuales, como los jeroglíficos del Antiguo Egipto hace un par de miles de años. Los tatuajes de mariposas son una buena opción para un primer tatuaje, ya que el diseño no necesita ser grande para ser llamativo. Un pequeño tatuaje de mariposa de tamaño pequeño en el tobillo o en el hombro puede ser un bonito recuerdo para llevar en tu piel.


 
 

EL SIGNIFICADO DEL TATUAJE MARIPOSA

Las mariposas son el símbolo de la metamorfosis y representan el continuo cambio por la forma en la que viven. La historia de las mariposas dice que son las encargadas de llevar el espíritu y el alma de cualquier persona desde cualquier punto de la tierra hasta el cielo y es que, en algunas culturas mariposa significa alma o mente.

 

Los diseños de mariposa pueden tener muchos significados, según la persona o la cultura. Aquí te dejamos algunos de los significados más destacados:

 

Un tatuaje de mariposa es un símbolo de renacimiento y transformación: la oruga “fea” y lenta se transforma dentro de su capullo en la bella criatura que es una mariposa. Tener un tatuaje de una mariposa simboliza una nueva vida, un nuevo comienzo después de haber pasado por momentos difíciles.

 

Belleza delicada: una mariposa es pequeña y muy delicada, pero también muy colorida y llena de hermosos detalles. Por otro lado, no es tan delicado como la mayoría de la gente piensa: contrariamente a la creencia generalizada, no se puede matar a una mariposa tocando sus alas.

 

Un tatuaje de mariposa puede ser un símbolo de libertad. En algunas culturas, como el cristiano, la mariposa simboliza el alma de una persona. La palabra griega para mariposa, por ejemplo, también significa alma. En la cultura japonesa, si una mariposa entra en tu habitación, dicen que la persona a quien más ama viene a verte. También en Japón, un gran enjambre de mariposas es visto como un mal augurio.

En China, dos mariposas revoloteando juntas son un símbolo de amor. En algunas culturas, significa buena suerte cuando una mariposa cae sobre ti (imagina la suerte que tendrás cuando tengas una sobre ti permanentemente). La frase “tener mariposas en el estómago” es una forma de decir que estás enamorado (o simplemente muy nervioso).

 

Para los antiguos aztecas, las mariposas eran las almas de los guerreros fallecidos o las mujeres que morían mientras daban a luz. Para algunas personas, una mariposa significa paz. Y para algunas personas, la mariposa se asemeja a los genitales de una mujer.

 

 

LA MARIPOSA MONARCA

La mariposa monarca es la mariposa más reconocible que encontrarás. Las vibrantes alas naranja y negra tienen un alto contraste, lo que las hace ideales para un tatuaje excelente y duradero. Este tipo de mariposas son conocidas por encontrar siempre su camino a casa a través de una ruta peligrosa y serpenteante hacia sus lugares de apareamiento en América del Sur. Esto le da un significado aún más profundo al tatuaje de la mariposa: su capacidad de perseverar y encontrar el camino correcto, incluso a través de los recorridos más duros.